¿Cómo debemos tratar a nuestros
animales de compañía?

María Hernández - Rubén Barone - Rincones

 

La respuesta es realmente muy sencilla. No son animalitos de peluche que guardamos en la estantería; son seres vivos que necesitan nuestra atención y cuidados. Tener un animal de compañía, sea gato, perro, etc., es tener un gran amigo, pero implica también la responsabilidad y el compromiso de cuidarlo durante toda su vida. Debemos ser sus mejores amigos, ocuparnos de que esté bien cuidado en todos los aspectos. Toda persona tiene unas necesidades básicas, necesidades de tipo material: comer, beber, dormir, es decir, aquéllas necesarias para subsistir; y necesidades de tipo emocional: amor, comprensión, cariño, un abrazo, una palabra de aliento... A los animales que nos acompañan les ocurre lo mismo.

 

 

Sólo tenemos que pensar que son seres vivos al igual que nosotros. Con eso debería bastarnos para saber cómo debemos tratarlos: cubrir sus necesidades físicas; procurarle un lugar confortable donde resguardarse del frío o el calor; permitirle movilidad y hacer ejercicio; cuidar su salud si enferma y proporcionarle asistencia veterinaria cuando lo necesite; dedicarle tiempo y jugar con él, pues sabes que le encanta tu compañía; y, por supuesto, atender sus necesidades afectivas, darle seguridad, cariño, estabilidad…

 

Muchos perros pasan su vida enjaulados o atados a una cadena y sin ningún tipo de protección ante las inclemencias del clima. Como si no fuera ya poco maltrato el vivir encerrados o encadenados a un mínimo espacio, deben sobrevivir al frío o al calor, los infortunios y a veces el hambre. La correa les impide cubrir sus necesidades más básicas y les aísla, impidiendo que convivan con otros animales de su especie, tal y como les corresponde por naturaleza, y así quedan atrapados en la soledad, la tristeza y la intemperie. Hoy en día, desgraciadamente, ocurre con mucha frecuencia, sobre todo en zonas rurales. Estamos mal acostumbrados a ver eso como algo normal, sin pensar en lo triste que debe de ser estar toda una vida sujeto a una cadena.

 

 

Las estadísticas cifran que más de 100.000 animales de compañía son abandonados cada año en España, que es el país europeo donde más se abandonan. Muchos mueren atropellados en las carreteras. Los galgos y los podencos son los animales que mas sufren el abandono, después de ser utilizados para la caza, y cuando ya no sirven, son abandonados a su suerte, y esto en el mejor de los casos. Sin embargo son de los animales más cariñosos que existen y eso muchas personas lo desconocemos, los vemos como eso, perros de caza, sin saber realmente lo que pueden aportar en nuestro hogar.

 

Por ello, no colabores para que esto siga ocurriendo comprando animales: adopta. Muchos deambulan perdidos por las carreteras y caminos con la esperanza de que una mano amiga les de un poco de agua o un pedazo de pan. Miles de perros y gatos que fueron abandonados viven en perreras y refugios –muchos de ellos saturados– esperando que alguna persona responsable los vaya a recoger y les ofrezca un hogar donde sean cuidados y puedan recibir amistad y cariño. Muchos mueren mientras esperan esa segunda oportunidad, también los hay que son secuestrados con fines menos éticos, como son las peleas de perros, que pese a ser ilegales aún se producen en algunos lugares de nuestras islas.

 

 

No permitas nunca que nadie les dañe. Protégelos y denuncia el maltrato.

 

Los animales sienten igual que sentimos nosotros, los animales humanos, y eso hay que irlo comprendiendo y aceptando. Un animal que se encuentra todo el día solo, o que está abandonado en la calle, siente soledad y tristeza, no tienes más que mirarle a sus ojos. Existen algunos casos en que un perro, por ejemplo, cuando muere su dueño con el que ha vivido muy feliz, puede dejarse morir también de tristeza. O cuando llegamos a casa, en donde nos espera nuestro animal, ¿no vemos su alegría abalanzándose sobre nosotros y demostrándonos lo contento que se encuentra al vernos llegar? Hay numerosas historias de muestra de amor y agradecimiento de los animales hacia nosotros de forma desinteresada y que nos enseñan algo que a nosotros parece que se nos ha olvidado un poco.

 

Para convivir con un animal en casa, éste debe de ser tratado como un miembro más de la familia, con una educación y unas normas. Tiene que aprender desde cachorro lo que debe o no debe hacer. ¿No son los niños igualmente educados dentro de nuestro hogar? Para el perro seremos su manada, y por lo tanto habrá que enseñarle las costumbres que tenemos en el hogar, a saber convivir en paz. Debemos hacerlo con paciencia y cariño; jamás debemos educarlo con castigos, sean físicos o psíquicos, ya que esto puede reforzar su miedo o su agresividad, y esto no es sano, ni para el animal ni para nosotros mismos. Si lo educas y tratas con cariño siempre tendrás un amigo incondicional, leal y amoroso, un compañero para toda la vida.

 

 

Existen investigaciones que ponen de manifiesto que en determinadas situaciones la compañía de un animal en el hogar produce muchas satisfacciones, y en algunos casos, como de enfermedad o incapacidad, esas satisfacciones ayudan a la recuperación de la persona afectada mejorando su estado de ánimo, y, como consecuencia, aliviando también su malestar.

 

En los niños, ancianos, enfermos o personas en soledad, esa compañía se convierte en una sensación de felicidad y bienestar saludable para la persona, produciendo grandes beneficios emocionales y físicos.

 

Los niños que tienen animales en casa tienen más alta autoestima, adquieren habilidades para cuidar a otros y al mismo tiempo demuestran más empatía y una actitud más responsable. El vivir con un animal ayuda a desarrollar también la comunicación no verbal. Su compañía tiene un efecto beneficioso sobre las familias, pues pasan más tiempo interactuando entre ellos, ya que estos animales proporcionan la oportunidad de desarrollar actividades divertidas, conversaciones amistosas y ejercicio cotidiano, además de la relajación y el alivio de las tensiones y el estrés que produce su compañía.

 

 

Necesidades básicas de un animal

 

Vivir libre de hambre y de sed.

Vivir en un medio que asegure su bienestar.

Vivir libre de dolor, heridas y enfermedades.

Vivir libre de miedo y estrés.

Vivir con la libertad de poder expresar su comportamiento normal, con espacio y comodidades suficientes.

 

Ignorar los intereses de los animales no humanos porque pertenecen a otra especie animal es una forma de discriminación. No existe razón moralmente sólida para excluirlos de nuestro mundo, ni para hacerles aquello que no deseamos que otros nos hagan a nosotros.

 

 

Debemos de cuidar nuestro planeta, bosques, mares, porque es nuestra casa y la de todos los animales. Con la destrucción y contaminación de su hábitat, los destruimos también a ellos.

 

Éstos son sólo algunos de los animales que estamos destruyendo con nuestros actos, como la caza indiscriminada, la tala de los bosques, la contaminación ambiental, la construcción salvaje y la creación de infraestructuras sobredimensionadas e innecesarias, la basura que tiramos en nuestras costas, y un largo etcétera de factores adversos: el panda gigante, el gorila, el tigre, el oso polar, el orangután, las ballenas, las tortugas marinas, el cóndor de California, el águila imperial, los rinocerontes, el lince ibérico…

 

Una tortuga marina puede morir asfixiada cuando intenta alimentarse, porque puede confundir una bolsa de plástico con uno de sus alimentos preferidos, las medusas. De hecho, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) estima que más de 100.000 ballenas, delfines, tortugas y pájaros mueren cada año a causa de las bolsas plásticas. Por eso debemos ser conscientes de que nuestros actos van mucho más allá de lo que creemos y estamos dañando toda la naturaleza, y con ello a muchas especies de animales que no podrán sobrevivir.

 

 

Adopta un perro o un gato mestizo

 

Un perro o gato mestizo es un fiel y cariñoso amigo que nada debe envidiar a uno de raza en lo que se refiere al tamaño, vigor y temperamento. En general son extremadamente amables y muy amistosos. Tienen una enorme capacidad para dar afecto y cariño, además de poseer una admirable capacidad física. Suelen ser muy inteligentes. No sufren degeneraciones por consanguinidad y gracias a las “mezclas” de las que provienen disfrutan de graciosas peculiaridades que hacen de cada animal un ejemplar irrepetible, único. Asimismo presentan una gran longevidad (se sabe de ejemplares que han llegado a los 20 años). A menudo son más tranquilos y equilibrados que sus “nobles” parientes de pura raza, pues su carácter no ha sido modificado como producto de la influencia del ser humano. (Fuente: http://www.conciencia-animal.cl).

 

En el refugio más cercano (hay una lista en el apartado de Internet) puedes adoptarlo y así proporcionarle un hogar. Recuerda que puede haber sufrido mucho antes. Si lo educas y tratas con cariño tendrás una amistad incondicional que te retribuirá con creces lo que tú hagas por él.

 

 

Éstos son algunos de los animales que están en mayor peligro de extinción

 

Vertebrados terrestres:

Lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi)

Lagarto gigante de La Gomera (Gallotia bravoana)

Lagarto gigante de Tenerife (Gallotia intermedia)

Pardela pichoneta (Puffinus puffinus)

Paíño pechialbo (Pelagodroma marina)

Alimoche canario o guirre (Neophron percnopterus majorensis)

Pinzón azul de Gran Canaria (Fringilla teydea polatzeki)

 

Invertebrados terrestres (entre muchos otros):

Chuchanga corrugada (Hemicycla plicaria)

Chuchanga ocre de La Isleta (Hemicycla saulcyi saulcyi)

Limaco gigante tinerfeño (Parmacella tenerifensis)

Opilión cavernícola majorero (Maiorerus randoi)

Cigarrón palo palmero (Acrostira euphorbiae)

Pimelia de Estévez (Pimelia estevezi)

Picudo de la tabaiba de monte (Rhopalomesites euphorbiae)

 

El nuevo Catálogo Canario de Especies Protegidas, aprobado recientemente como ley, protege (aproximadamente, pues han habido algunas enmiendas al final) a un total de 360 especies de plantas y animales, 89 menos que las incluidas en el catálogo vigente aprobado en el año 2001, ya que este último recoge 449. Además, lo más grave es la aparición de una nueva figura de protección, “De interés para los ecosistemas canarios”, que sólo ampara a las especies dentro de los espacios naturales protegidos de la Red Canaria y de aquéllos que forman parte de la Red Natura 2000. Esto significa, por ejemplo, que si un animal abandona la seguridad de un espacio protegido, se encontrará en teoría desamparado legalmente, aunque haya otra normativa que lo proteja a nivel comunitario o incluso internacional, como pueden ser ciertos convenios y directivas. Esto afectaría a 171 especies. Por lo tanto, con el nuevo catálogo se le rebajaría la protección a 260.

 

Hay bastantes especies de fauna vertebrada que se ven seriamente perjudicadas con este nuevo catálogo, bien porque se rebaja su categoría de protección, bien porque incluso son eliminadas del mismo. Entre otros ejemplos sangrantes, figuran varias aves, tales como el gorrión chillón y la abubilla, cuyas poblaciones han disminuido notablemente, o el lagarto gigante de Tenerife, que es rebajado, de forma inexplicable, de “En peligro de extinción” a “Vulnerable”, lo mismo que el lagarto gigante de El Hierro. Pero tampoco se libran los invertebrados terrestres, la biodiversidad marina y las plantas terrestres. Como el opilión cavernícola majorero o el caso de la seba, ligado, indiscutiblemente, a la pretensión de construir el puerto industrial de Granadilla. Entre las plantas terrestres podemos citar el cabezón de Güí- Güí, el corregüelón gomero o la siempreviva de Guelgue, entre otras.

 

La pérdida de biodiversidad también pone en riesgo a la especie humana. El uso indiscriminado que hacemos de los recursos naturales amenaza nuestra permanencia en el planeta. Para atraer la atención mundial en torno a este problema, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó 2010 como Año Internacional de la Biodiversidad, cuyo lema es “La biodiversidad es la vida”.

 

 

 

FRASES CÉLEBRES SOBRE ANIMALES

 

Cuando un hombre se apiade de todas las criaturas vivientes, sólo entonces será noble.

Buda

 

¿Cómo podéis asesinar y devorar despiadadamente a esas adorables criaturas que mansa y amorosamente ofrecen su ayuda, amistad y compañía?

San Francisco de Asís

 

La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que trata a sus animales.

Mahatma Gandhi

 

El amor por todas las criaturas vivientes es el más noble atributo del hombre.

Charles Darwin

 

Mientras los hombres sigan masacrando a sus hermanos los animales, reinará en la Tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros, pues aquél que siembra el dolor y la muerte no podrá cosechar ni la alegría, ni la paz, ni el amor.

Pitágoras

 

Cuanto más conozco a los hombres más temo por los animales

Esopo

 

Un día llegará en que los hombres, como yo, miren el asesinato de animales como miran hoy el asesinato de los hombres.

Leonardo Da Vinci

 

La proteccion de los animales forma parte esencial de la moral y cultura de los pueblos civilizados.

Benito Juárez

 


Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada.

Edmund Burke

 

Nuestra tarea debe ser ampliarnos de compasion para abrazar a todas las criaturas y la totalidad de su hermosura.

Albert Einstein

 

Debemos luchar contra el espíritu de inconsciencia cruel con la que tratamos a los animales. Los animales sufren tanto como nosotros. La verdadera humanidad no nos permite imponerles tales sufrimientos. Es nuestro deber hacer que todo el mundo lo reconozca. Hasta que no extendamos nuestro círculo de compasión a todos los seres vivos, la humanidad no encontrará la paz.

Cuando los animales soportan agonías inimaginables por parte de los hombres sin corazón, cuando hay tanto maltrato a los animales, nadie debería ser indiferente, nadie debería permitir, si es que puede impedirlo, este dolor y este sufrimiento. Un hombre ético no desgarra la hoja del árbol ni corta la flor, y es cuidadoso para no destruir un insecto al caminar.

Albert Schweitzer

 

Tener compasión de todos los seres vivos es lo que hace al hombre realmente humano.

Albert Schweitzer

 

La no-violencia conduce a la ética más elevada, que es la meta de toda evolución. Hasta que dejemos de dañar a otros seres vivos, seguiremos siendo salvajes.

Thomas Alva Edison

 

La compasión por el sufrimiento de otros no es debilidad. El actuar por compasión cuando los que te rodean no lo hacen, toma más valor y fuerza de carácter que el seguir junto con la crueldad de todos los demás.

Norm Phelps

 

Primero fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales.

Victor Hugo

 

Los animales son de Dios; la bestialidad es humana.

Victor Hugo

 

Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha.

Victor Hugo

 

Los animales son mis amigos y yo no me como a mis amigos. Los domingos vamos a la iglesia y oramos para tener más amor y paz y a la salida nos atiborramos de los cadáveres de nuestros hermanos.

George Bernard Shaw

 


La cuestión no es ¿Pueden razonar?, ni ¿Pueden hablar?, sino ¿Pueden sufrir?

Jeremy Bentham

 

Si un hombre aspira a una vida correcta, su primer acto será abstenerse de dañar a los animales.

Leon Tolstoy

 

El perro posee belleza sin vanidad, fuerza sin insolencia, valentía sin ferocidad, y todas las virtudes del hombre y ninguno de sus vicios.

Lord Byron

 

Me enorgullezco de no haber figurado nunca entre la clientela especial de las corridas de toros.

Santiago Ramón y Cajal

 

La suposición de que los animales no tienen derechos y la ilusión de que nuestra manera de tratarlos no tiene significancia moral es un verdadero ejemplo de la crueldad y barbarie occidental. La compasión universal es la única garantía de moralidad. El hombre ha hecho de la tierra un infierno para los animales. A los animales no les debemos compasión sino justicia.

Arthur Schopenhauer

 

La conmiseración con los animales está íntimamente unida con la bondad de carácter, de tal manera que se puede afirmar de seguro, que quien es cruel con los animales no puede ser buena persona.

Arthur Schopenhauer

 

En algún lugar bajo la lluvia, siempre, habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz.

Jean Anouilh

 

La ardilla que matas de broma, muere de verdad.

Thoreau

 

 

Share

Anterior Indice Siguiente

Presentación  |  Temática  |  Hemeroteca  |  Galería  |  Pedidos  |  Blog  |  Contacto  |  Enlaces

Arquitectura tradicional   |   Rehabilitación   |   Bioconstrucción   |   Árboles   |   En el jardín
Flora canaria   |   El Paraíso perdido   |   Patrimonio natural   |   Del Atlántico   |   Arte y paisaje
Letras y naturaleza   |   En memoria   |   Opinión   |   Agricultura ecológica y tradicional