Teno: trece años, una filosofía de trabajo

 

El Parque Rural de Teno es, sin lugar a dudas, una de las más valiosas joyas del patrimonio natural y cultural de los tinerfeños y de todos los canarios. Transcurridos trece años desde la apertura de la oficina de gestión en el valle de El Palmar, desde donde se ha apostado tanto por la conservación de la naturaleza como por el desarrollo, manteniendo y defendiendo la cultura ancestral y las actividades tradicionales, llega la hora de hacer balance y echar una breve mirada hacia el camino recorrido.

 

 

Los principales responsables del éxito de esta apuesta son indudablemente los habitantes de los municipios que integran el parque, sobre todo por creer que otro modelo es posible y que merece la pena defender y conservar una cultura ligada a la tierra. En este período los residentes han colaborado con el equipo de trabajadores de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Tenerife en la consolidación y mantenimiento de un espacio saludable y singular con personalidad propia. La oficina de gestión del parque, ubicada en el interior del mismo, desarrolla su actividad tomando como inspiración la voluntad de servicio al ciudadano y un estilo de gestión que trata de alejarse de la cada vez más inevitable y pesada maquinaria burocrática administrativa, buscando en todo momento la participación y corrigiendo continuamente sus propios errores, es decir, aprendiendo día a día.

 

 

Éstas son algunas de las claves que explican que hoy, trece años después, se pueda celebrar con cierto orgullo el aniversario de un modelo distinto de trabajar en –y con– el medio natural, teniendo en cuenta a las personas que viven en él y respetando sus opiniones.

 

Para conocer mejor el Parque Rural de Teno hay que volver la vista atrás y recordar cómo empezó todo y cuáles son los fundamentos para continuar con este proyecto.

 

 

Teno es un espacio natural protegido declarado “Parque Rural” por la Ley de Espacios Naturales de Canarias de 1994, no sólo con el objetivo de preservar sus valores ecológicos y patrimoniales, sino también de promover la mejora de la calidad de vida de las poblaciones locales. Según esta ley, un parque rural es un amplio espacio donde se desarrollan y coexisten procesos de importancia ecológica con actividades tradicionales agrícolas, ganaderas o pesqueras, configurando todo el conjunto un patrimonio natural, cultural y paisajístico de gran valor. Su finalidad principal, por tanto, es la conservación de estos procesos naturales y del patrimonio, promoviendo el desarrollo armónico de su población y la mejora de sus condiciones de vida.

 

 

El Parque Rural de Teno está situado al noroeste de la isla de Tenerife, siendo el segundo destino turístico en espacios naturales de la misma, después del parque nacional del Teide, coincidiendo con una de las zonas geológicas más antiguas: el macizo volcánico de Teno. El parque se sustenta sobre parte del territorio de cuatro municipios: Buenavista del Norte, Los Silos, Santiago del Teide y El Tanque. Sus 8.064 hectáreas albergan un tesoro de biodiversidad, con endemismos exclusivos, y un peculiar paisaje, resultado de los procesos naturales y el esfuerzo de sus habitantes por aprovechar este territorio para la actividad agrícola y ganadera.

 

El plan rector de uso y gestión del parque rural de Teno es el instrumento de planeamiento que establece las directrices de gestión de este espacio natural, las cuales se sustentan en tres pilares fundamentales: la conservación de los recursos naturales y culturales, la ordenación del uso público y el desarrollo socioeconómico de las poblaciones locales. Para cada uno de estos ámbitos, el plan rector establece la necesidad de redactar un Programa de Actuación, de los cuales se han elaborado hasta el momento el de Conservación de los recursos naturales, el de Ordenación del uso público, y los de Desarrollo rural, de Infraestructuras de núcleos de población y un Plan de defensa de núcleos contra incendios forestales, vinculados estos últimos al de desarrollo socioeconómico.

 

 

Desde la apertura de la oficina de gestión en 1997 en El Palmar, en el término municipal de Buenavista del Norte, se han realizado múltiples proyectos y se ha puesto en marcha una serie de servicios. En cuanto a la conservación de los recursos naturales, hemos de destacar la repoblación de más de 75 hectáreas de monteverde y bosque termófilo, la consolidación de las áreas cortafuegos de Monte del Agua, Bolico y Teno Alto, así como la elaboración del proyecto e inicio de los trabajos de defensa de los núcleos de población del parque frente a incendios forestales.

 

Con respecto a las acciones de desarrollo socioeconómico, son de destacar nuestra apuesta por un sistema de depuración natural de aguas residuales, con cuatro estaciones actualmente en funcionamiento (Cruz de Gilda, Lomo del Medio de Masca, Carrizales y Albergue de Bolico) y otras cuatro planificadas en el resto de los núcleos de población del parque; el apoyo a la puesta en marcha y dinamización del Mercadillo del Agricultor de El Palmar, abierto desde hace ya nueve años; el reparto entre los agricultores locales de mas de 5.000 árboles frutales en estos últimos años para la diversificación de la oferta del mercadillo y el rescate de variedades locales; o la instalación de varias redes de riego y la pavimentación aproximada de 11 km de pistas para acceso a caseríos y de 7’5 km de pistas agrícolas para el apoyo a la agricultura de los núcleos de El Palmar, Las Portelas, Lagunetas, Teno Alto, Erjos y Masca.

 

 

En cuanto a la gestión del uso público, se ha procedido a la señalización de todos los senderos de la red del parque a través del sistema internacional propuesto por la European Ramblers Association; la apertura del albergue de Bolico en el año 2003, gestionado en la actualidad por una pequeña empresa local y concebido como lugar de alojamiento y aula de educación ambiental; así como la consolidación de la red de centros de visitantes y puntos de información del parque, con la apertura del Centro de Recepción de Visitantes de Los Pedregales, la dotación del Centro de la Naturaleza de Masca, y la próxima finalización de las obras del Centro de Visitantes de Erjos, entre otros, así como la reforma y mejora del área recreativa y de acampada de Los Pedregales.

 

La distribución de los recursos económicos y personales para la ejecución de estos proyectos y servicios se ha realizado de forma equilibrada entre los tres pilares básicos mencionados, teniendo como una de nuestras premisas primordiales el beneficio de la población local con la creación de empleo directo e indirecto.

 

 

Nuestra filosofía de trabajo se ha basado en la suma de esfuerzos, trabajando codo a codo con la población local y coordinando nuestras acciones con otros organismos, instituciones y administraciones, y maximizando la participación de todos en la toma de decisiones. Una de estas fórmulas de participación se realiza periódicamente de forma reglada a través de la Junta Rectora del Parque Rural de Teno, a la que se incorporan las asociaciones de vecinos y de agricultores de todo el parque, así como representantes del Gobierno de Canarias, de la Universidad de La Laguna o de grupos ecologistas; sin embargo, la gestión del Parque Rural de Teno ha apostado también por estrechar aún más los lazos con la población a través del uso de técnicas participativas novedosas para incorporar sus demandas, conocimiento y opiniones a la gestión del espacio de manera más efectiva y activa. Esta forma de actuar ha ido conformando a lo largo de estos años un estilo de trabajo que hemos querido llamar “Trabajando Juntos”, basado en técnicas de Diagnóstico Rural Participativo.

 

Entre todos debemos continuar construyendo un proyecto de futuro que busca la prosperidad de sus gentes a la vez que la conservación de este valioso espacio natural, de modo que seamos continuadores de un ya largo camino de pervivencia y evolución que sigue las leyes de la naturaleza y el tiempo.

 

          

 

 

Share

Anterior Indice Siguiente

Presentación  |  Temática  |  Hemeroteca  |  Galería  |  Pedidos  |  Blog  |  Contacto  |  Enlaces

Arquitectura tradicional   |   Rehabilitación   |   Bioconstrucción   |   Árboles   |   En el jardín
Flora canaria   |   El Paraíso perdido   |   Patrimonio natural   |   Del Atlántico   |   Arte y paisaje
Letras y naturaleza   |   En memoria   |   Opinión   |   Agricultura ecológica y tradicional