Rincones en la revista del Ateneo de La Laguna

Entrevista al Director de la Revista Rincones del Atlántico

en Cuadernos del Ateneo nº 30

Ana Hardisson Rumeu

Nuestro interés por la Sostenibilidad en Canarias pasa por querer saber
cómo ha sido la historia y cuáles son las perspectivas de la revista
Rincones del Atlántico, que desde nuestro punto de vista es una magnífica
publicación que defiende el cuidado y la conservación de los aspectos más
interesantes de las Islas Canarias y de la Macaronesia. Por esto entrevistamos a
Daniel Fernández Galván, Director de la Revista Rincones del Atlántico.

Cuéntanos cómo se te ocurrió la idea de crear esta revista. ¿Cómo empezó el proyecto de Rincones?
Se puede decir que Rincones del Atlántico nace por sí misma, como una necesidad,
un S.O.S. Una reacción originada por la desolación, la frustración, la indignación
de asistir al terrible espectáculo de la destrucción de nuestro bien común más
preciado y del que depende el presente y el futuro de nuestros hijos y nietos: el
paisaje y el territorio de las islas. De ver cómo día a día el hormigón y el asfalto
sepultan de manera irreverente e irreversible las mejores tierras agrícolas, que
dieron sustento a todas las generaciones anteriores. De ver cómo nuestra hermosa
costa es maltratada y desfigurada por unos mercaderes sin escrúpulos con
el único fin de obtener más y más beneficios. De la ineficaz gestión y la falta de
imaginación e interés por parte de los responsables de las diferentes instituciones
públicas para hacer las cosas bien, de manera sensata y pensando en el bien
general.
De que un lugar como éste, único (como lo es en realidad cada lugar del planeta)
y tan especial, tan hermoso, no se merece el desprecio y la indiferencia con
que se le trata.
Por eso nace Rincones del Atlántico, con el propósito de transmitir, de una manera
divulgativa, amena, con rigor y calidad (y fuera de academicismos y retóricas) esa belleza y la enorme importancia que tiene su conservación. Como una herramienta que contribuya a difundir el conocimiento, la valorización y la protección del paisaje y del patrimonio natural y cultural de estas islas y de la región macaronésica. Conocer para amar y amar para proteger y conservar.
Y siempre con la premisa de que deben estar todas y cada una de las islas en
cada número, y al menos un artículo sobre otros lugares de la Macaronesia.
Con un aspecto agradable que atraiga y anime a su lectura, con un precio lo
más bajo posible para que pueda ser asequible al mayor número de personas y
sobre todo que llegue a los centros de enseñanza, a las bibliotecas de las islas, etc.
También está disponible en formato digital, se publica en html algunos meses
más tarde que la edición de papel: www.rinconesdelatlantico.com.
Con una tirada generosa para lo que suele ser la tirada media por aquí –empezamos
con 4.000 ejemplares y a partir del nº 3 subimos a 5.000, pues se agotaron
relativamente pronto los dos primeros números–.
Al principio contábamos con muy pocos medios y con la inestimable ayuda
de mi hermano Pepe, que me ayudaba con la maquetación, y de mi amigo Toño
Perera que lo hacía con la fotografía, el cual tenía además la tediosa tarea de escanear
y digitalizar todo el material (en los primeros números trabajábamos solamente
con fotografía analógica). Luego, poco a poco, se fueron incorporando
otras personas en la parte técnica: Leoncio, Eduardo, Agustín; Pati y Alicia más
tarde, Luis como corrector… Y por supuesto el equipo asesor y los colaboradores:
un buen grupo de personas que ha ido creciendo año tras año, que comparten
la idea y creen en la importancia de que el proyecto siga vivo y con buena
salud. Personas, que ahora son amigos y amigas que participan con sus artículos,
fotografías o ilustraciones de forma totalmente altruista y generosa.
Sin todos ellos, y también, por supuesto, sin la enorme y entusiasta acogida
que tuvimos desde el primer número por parte de los lectores, Rincones no habría
sido posible.

¿Cuántos años hace que estás con esta empresa y cuántos números han salido ya?
Comenzamos a trabajar en el año 2002. El primer número vio la luz el día 8 de
diciembre de 2003, hace más de ocho años. Justo 125 años después de que lo
hiciera una revista muy querida e inspiradora como fue la Revista de Canarias de
Elías Zerolo. En el editorial de aquel primer número hicimos también nuestra la
idea que inspiró a aquellos magníficos hombres del siglo XIX: Sabino Berthelot,
Nicolás y Patricio Estévanez, Víctor Pérez, Juan Bethencourt Alfonso, Domingo
Bello y Espinosa, y tantos otros para quienes reclamamos un necesario y merecidísimo
homenaje: “Queremos que en los límites indicados pueda ser la expresión de nuestro
país, de lo que éste es en la actualidad y de lo que puede ser. […] nos dirigimos a nuestros
paisanos y solicitamos sin excepciones, su cooperación y su ayuda […] De no tener la seguridadde ese apoyo no hubiéramos intentado nuestra empresa.”
Queríamos que tuviese una periodicidad semestral, pero pronto nos dimos
cuenta de lo imposible de esta meta. Decía mi abuelo Francisco que “Lo que
merece ser hecho, merece ser bien hecho”, y una revista como Rincones necesita
que se le dedique mucho tiempo. Un año pasa muy rápido y son muchos los
detalles y las etapas que requiere su preparación, sobre todo cuando los medios
son escasos y no permiten delegar parte del trabajo en otras personas.
La idea inicial era menos ambiciosa; pensábamos hacer una revista de unas
100 páginas, con el mínimo posible de publicidad y que ésta fuese ética, con
contenido y que estuviese relacionado con la publicación, lo cual sigue siendo
una premisa irrenunciable. En esos momentos iniciales, un amigo, José María,
de “Patea tus Montes”, nos comentó que había una ayuda europea el programa
“Leader Plus” y que a lo mejor podía encajar. Así lo hicimos: nos embarcamos
pensando que sería beneficioso para el proyecto y gracias a ese apoyo, que fue
para los tres primeros números, pudimos ampliar el número de páginas y bajar el
precio al mínimo que nos permitiese cubrir todos los gastos.
Mirado ahora, en la distancia, reconocemos que gracias a esa ayuda Rincones
tomó su forma y es hoy lo que es, pero el papeleo y la burocracia que demandaba
fue realmente agotador y consumió una buena parte de las energías de aquellos
primeros años. Es por eso por lo que a partir de ahí intentamos ser autosuficientes,
aunque siempre con muchas dificultades y dependiendo de esa publicidad
ética y con contenido (ausente en los números monográficos) que tanto cuesta
conseguir y de la venta de una pequeña parte de la edición a diferentes entidades,
lo cual nos permite mantener un precio asequible y hacer realidad lo de “dar
duros por cuatro pesetas”. Han salido siete números hasta el momento. El número
5 fue el primer monográfico “Arquitectura y Paisaje”, tomo I del homenaje
a la arquitectura tradicional en el medio rural de las islas y a las personas que la
construyeron, y el último es un número doble que corresponde al 6 y 7. Cada
número, hasta la fecha, ha tenido siempre un número mayor de páginas que el
anterior –el próximo, que será el tomo II de “Arquitectura y Paisaje”, va a superar
las 500–.

¿Qué temas has tratado a lo largo de este tiempo?
La visión que queremos transmitir desde Rincones de nuestro paisaje y patrimonio
quiere ser lo más amplia posible y desde todos los ámbitos que con ellos se
relacionan. Por eso la revista se divide en diferentes secciones que abarcan cada
una de estas diferentes disciplinas, las cuales también se complementan, las principales son:
-“Arte y Paisaje”: la fotografía, la pintura, la ilustración… relacionadas con el
paisaje, el patrimonio y la naturaleza.
-“Patrimonio Cultural”: dedicado principalmente a la arquitectura tradicional.
-“Letras y Naturaleza”: homenaje a escritores y escritoras de las islas en cuya
obra el paisaje y la naturaleza son protagonistas de excepción.
-“En el Jardín”: jardines de las islas y flora ornamental.
-“Flora Canaria”: con la colaboración de algunos de los mejores especialistas
en la materia.
-“Árboles”: en cada número se le dedican varios artículos a un árbol en especial.
El del último número, con más de cien páginas, estuvo dedicado al drago.
-“Patrimonio Natural”: sobre el paisaje natural, para conocer los diferentes
espacios naturales protegidos del archipiélago –la geología, la fauna, la flora–.
-“Agricultura Tradicional y Ecológica”: en el necesario camino hacia la soberanía
alimentaria y la agroecología, por una agricultura sana, sin tóxicos y con
una mayor diversidad.
-La recuperación de la memoria: con dos secciones como son “Homenaje”
y “En Memoria”, en la que se recuerda a algunas de aquellas personas que antes
que nosotros pasaron por aquí y que con una gran sensibilidad, amor y respeto,
lucharon, divulgaron y defendieron al arbolado, la naturaleza, la agricultura… los
mismos valores que ahora defendemos en Rincones. Gracias a la labor de estas
personas que nos precedieron y nos enseñaron el camino, hemos cogido el testigo
y aquí seguimos, de momento, en la brega y en la brecha.
-“Opinión”: donde se analiza la situación actual ofreciendo ideas y alternativas
para caminar hacia una sociedad más justa y sostenible.
También pensamos que la divulgación de algunos temas de gran importancia
para nuestra salud y la de nuestro entorno, como son la bioconstrucción, las
energías renovables, la permacultura, etc., es esencial para sensibilizar a nuestra
sociedad, aportando alternativas reales para mejorar la calidad de nuestro futuro
y el de nuestros hijos.

Cuéntanos si has tenido dificultades y de qué tipo.
La mayor dificultad, como comentaba en una pregunta anterior, es poder cubrir
todos los gastos que supone hacer la publicación.
Cada nuevo número que preparamos es como empezar de nuevo, casi como
si fuera el primero: hay que buscar la financiación, tocar en muchas puertas para
que se abran unas pocas (muchos correos, teléfono, redactar todo tipo de cartas,
concertar reuniones, etc., etc., etc.). Es la parte más árida, nada gratificante y que
demanda mayor energía y sobre todo fuerza de voluntad, constancia, perseverancia
y no darle ni una sola oportunidad al desánimo. Todo esto para conseguir
algunas páginas de publicidad, siempre en la línea de Rincones (que sea ética y con
contenido), y lograr vender a PVP un 20 % aproximado de la tirada. Mientras,
por otro lado, y ésta es la parte buena del trabajo, el puzzle que es Rincones se va
armando poco a poco, las páginas van creciendo y creciendo… hasta que el número
está listo para “ponerlo en remojo”… y a los pocos días poder saborearlo…
y luego, vuelta a empezar.

Y por último, háblanos de tus planes para el futuro.
En este momento estamos preparando el tomo II de “Arquitectura y Paisaje. La
arquitectura tradicional en el medio rural de Canarias”, dedicado en esta ocasión
a la arquitectura vernácula de todas y a cada una de las islas. Llevamos ya varios
años trabajando en él y esperamos que vea la luz en el otoño de 2012. Con 12
artículos más extensos de lo habitual y algo más de 500 páginas.
En este segundo tomo nos gustaría incluir (si se termina a tiempo; en caso
contrario iría en el siguiente número) un DVD con un documental en alta definición
de aproximadamente una hora de duración. Éste tratará de lo esencial y
lo mejor de los dos tomos, además de reflejar la cultura campesina-artesana y la
agricultura tradicional de las islas que pervivió con muy pocos cambios durante
varios siglos. Creemos que en esta época en la que vivimos, en la que la imagen tiene
un peso tan fundamental, es imprescindible incorporar la herramienta del audiovisual
al trabajo de Rincones.El documental como antídoto de la ‘inmemoria colectiva’ […] que
nos hace compartir –a través de la inteligencia de una mirada– la experiencia de la dignidad humana” (Thierry Garrel).
Rincones del Atlántico quiere rendir con este monográfico y con el anterior (nº
5 de Rincones) un homenaje a esta arquitectura situada en nuestros campos y a
quienes la construyeron, utilizaron y habitaron, que pretende servir al mismo
tiempo para darla a conocer, valorar y proteger. Es una arquitectura sencilla y
armónica, sobria y funcional, pero extraordinariamente bella, que, estando tan
cerca de nosotros, es al mismo tiempo una gran desconocida.
Y para que Rincones pueda ser viable y seguir adelante, contra viento y marea
y haciéndonos felices (a mí me lo hace y mucho), cada vez que vemos un nuevo
número en el quiosco de la esquina o en el escaparate de la librería, debemos
rebajar un poco la pasión y ser un poco más realistas, sobre todo en la parte
relativa a su tamaño, porque el exceso de páginas dificulta la financiación y resta
un tiempo que necesitaremos para la parte del trabajo audiovisual. Por eso vamos
a intentar que los próximos números (después del tomo II de “Arquitectura y Paisaje”, por supuesto) no superen las 250 páginas, y así podremos también
mantener la periodicidad anual.

Si quieres contactar con Rincones:
Rincones del Atlántico.
Apartado de correos 148, 38300, La Orotava, Tenerife.
www.rinconesdelatlantico.com
info@rinconesdelatlantico.com
Teléfono: 922 127559

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>